Vinyasa es el nombre sáncrito que se le da al vínculo entre la respiración y el movimiento. Aunque este vínculo es parte inherente a las prácticas de asanas en yoga (pues todas involucran una respiración consciente y controlada) el vinyasa tiene la particularidad de acompasar cada movimiento con una exhalación, retención o exhalación, lo que hace que se trate de movimientos fluidos.

Una práctica es vinyasa cuando los movimientos forman secuencias (preestablecidas o no) que van ligados a la respiración, aumentan el ritmo cardiaco, la energía y el calor corporal. Es ideal para aquellos que quieren relajarse, pero que buscan una práctica demandante e intensa y profundamente purificadora y desintoxicante.

 

beneficios físicos

  • Promueve la flexibilidad de la columna y articulaciones.
  • Fortalece, tonifica los músculos.
  • Estimula las glándulas del sistema endocrino.
  • Mejora la digestión y la eliminación.
  • Incrementa la circulación.
  • Relaja el sistema nervioso.
  • Activa la respuesta inmune.
  • Refresca el cuerpo liberando la tirantez muscular.
  • Aumenta el vigor.
  • Rebaja el colesterol y los azúcares en la sangre.
  • Mejora el equilibrio, flexibilidad, fuerza y tono corporal
  • Aumenta la consciencia corporal.
  • Alienta la pérdida de peso.
  • Mejora la calidad del sueño.