¿Te has preguntado qué pasa cuando el cuerpo humano está de cabeza? Aunque para la mayoría representaría un susto o una preocupación, la realidad es que únicamente estamos invirtiendo la polaridad. Por consecuencia, la fuerza de gravedad se emplea a favor de nuestra salud al revelarte nuevas posturas y estiramientos, además de que la musculatura entra en armonía.